Hoy me siento a escribir estas palabras dos días después del fallecimiento de uno de los ídolos baterísticos más emblemáticos de los últimos tiempos, llamado Vinnie Paul Abbott. Y es que tras enterarme que la causa de su muerte fue un aparente paro cardio-respiratorio, no puedo mostrar indiferencia ante este fallecimiento prematuro e injusto que sufrió este virtuoso baterista, quien hoy se encuentra descansando en paz con su hermano, Darrell Lance Abbott, popularmente conocido como Dimebag Darrell.

Allí por finales de los ochenta y principios de los noventa, el rumbo de la música pesada deambulaba por lo ambiguo. Con el advenimiento de géneros musicales como el grunge, muchos permanecían dubitativos acerca del futuro del metal. Si bien las grandes bandas de rock pesado seguían vigentes para la época, era necesario darle una vuelta de tuerca al sonido de aquel entonces, construyendo sobre los estándares ya existentes algo revolucionario. Es allí cuando los dioses del metal moderno decidieron tomar cartas en el asunto.


Sí, todos sabemos que Pantera comenzó en la década del ochenta y todos conocemos de sus lanzamientos previos a volverse una agrupación de Groove/Thrash. No obstante, el álbum que resquebrajó la tierra y dejó a todos boquiabiertos fue el "Cowboys From Hell", una auténtica revolución sonora. Este disco entra y se posiciona muy bien dentro de los hitos vanguardistas del Heavy ¿Por qué? Porque era un metal extremo, pero a su vez ecléctico y variado dentro de si mismo, todo esto fruto de los hermanos Abbott y la magnífica voz de Phil Anselmo, quien fue uno de los pioneros de la técnica conocida como "Semi-Growling", mezclando diferentes estilos de canto dentro de metal extremo, pudriendo la voz para llegar a growls bestiales, notas muy quebradas e incluso agudos despampanantes.

Pero verdaderamente, la magia compositiva de Pantera pasaba por dos señores llamados Dimebag y Vinnie. Y es que era increíble como se entendían esos dos hermanos. Vinnie supo siempre acompañar a la perfección la pesadez de los riffs de su hermano y sus virtuosos solos cargados de técnica. Numerosas razones son las que puedo detallar de porque Vinnie fue de lo mejor que existió en su rubro. Pero vamos a detenernos en dos principales cualidades dentro de su arsenal como baterista. En primer lugar tenemos sus innovadores ritmos. No por nada Pantera es considerada la banda pionera del Groove Metal ¿Quieren saber quien le atribuyó ese título a la agrupación? El mismísimo Vinnie. Canciones como "Cowboys From Hell", "Primal Concrete Sledge", "25 Years", entre muchísimas más que podría listar hasta volver esta enumeración eterna. Y un elemento fundamental para la magistral ejecución de estos ritmos fue la correcta y brillante aplicación del doble bombo. "Becoming", "Domination", "13 Steps to Nowhere", y podría seguir. Es más, voy a seguir. "Sandblasted Skin", "Use my Third Arm", "Slaughtered". No solo era el excelente uso del doble bombo, sino los ritmos que sonaban encima de esos bombos. Todos aquellos elementos y recursos utilizados en conjunto, conformaban prodigiosas bases para que Dimebag pudiera brillar.

¿Qué decir de Darrell Lance Abbott? Simplemente el mejor de sus tiempos. Alguien que en sus 38 años de vida logró lo que millones no conseguirán jamás. Revolucionar un instrumento. Sus técnicas, sus solos, sus riffs, todo era único y contaba con una marca registrada portadora de un sello inmenso. Dimebag fue una persona que podía pasar de los riffs más brutales y agresivos jamás hechos (tómese el caso del breakdown de "Domination", por ejemplo), hasta las canciones más hermosas y sutiles ("Hollow", "Cemetery Gates", o por lo menos algunos fragmentos de esta última porque es una canción que tiene de todo).

Estoy terminando de escribir esto a la 1:47 AM, siendo mañana un día como cualquier otro para mí. Sin embargo, no quería dejar pasar la oportunidad de escribir unos párrafos para la banda que me consolidó como amante de este género musical. Al levantarme el otro día y enterarme a través de las redes sociales de la muerte de Vinnie, quedé en un estado de shock absoluto, pensando ¿Por qué le pasan estas cosas a estas personas? En un futuro alternativo, el mundo podría estar disfrutando de conciertos de Hellyeah el día de mañana. En otro futuro alternativo, el mundo podría estar saltando en recitales de Damageplan. Y quien te asegura que en otro futuro alternativo no podríamos haber presenciado una reunión de Pantera. No obstante, nos toca vivir en el que vivimos, aceptar los hechos acontecidos y seguir adelante. Creo que podemos estar agradecidos de tener todas las joyas musicales que nos han dejado estos compositores y poder oírlas por los siglos de los siglos. Los hermanos Abbott han sabido tallar un legado inmenso e igualable por pocos. Que en paz descansen estos dos vaqueros del infierno.

Columna por: Federico Solari


Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.