PH: Juan K. Baracaldo
¿QUIERES VER LAS MEJORES FOTOS DEL CONCIERTO QUE BRINDÓ IORIO EN GROOVE DE BUENOS AIRES? HAZ CLICK AQUÍ Y MIRA NUESTRA EXCELENTE GALERÍA FOTOGRÁFICA DEL RECITAL.

El pasado lunes 9 de julio, feriado nacional en argentina, Iorio junto a su banda, por segundo año consecutivo, se presentaron en Groove de la Ciudad de Buenos Aires. En esta fecha patria, los músicos festejaron, junto a sus fanáticos, el día de la independencia, alzando el estandarte del metal por excelencia.



Las puertas del recinto abrieron a las 19:00hs y, desde muy temprano, comenzaron a congregarse en los alrededores del local, cientos y cientos de metaleros pesados, vistiendo remeras de V8, Hermética, Almafuerte, y tantas otras bandas del heavy metal argentino.

Antes de la presentación principal de la noche, los asistentes tuvieron el lujo de presenciar la actuación de la banda de Larry Zavala, otro pilar fundamental del metal argentino, quien ya viene oficiando como acto soporte de Iorio hace varios conciertos. El grupo comandado por el ex-vocalista de Nepal, interpretó ocho canciones aquella noche, entre las que estuvieron “Amanecer”, “Sin Dios”, “Sobre el Filo”, “Nada que Perder”, “Donde Dobla el Viento”, “Represor”, “Paredes de Hierro” y “Aquellos Bastardos”. Una dosis justa de metal caliente para preparar el escenario para lo que estaba por venirse. Sin lugar a duda, los metaleros más veteranos siguen demostrando que nada tienen que envidiarle a las generaciones más jóvenes de la música pesada.


Ahora sí, pasadas las 21:10 de la noche, se corrió el telón, se bajaron las luces y salieron a escena los músicos que conforman la banda de Iorio, sin Ricardo en un comienzo. Al ser una fecha patria, el show no podía comenzar de mejor manera que con el Himno Nacional Argentino, llevado al metal. Tras esta excelente ejecución de semejante hito musical en la historia del país, Ricardo Iorio se hizo presente en el escenario y la banda hizo sonar la potentísima “Patria al Hombro”, primer y único tema de la noche del disco “Ultimando”.

Finalizada esta canción, el público comenzó con el clásico canto “Ole le, ola la, Iorio es lo más grande del Heavy Nacional”. Sin embargo, el mismo Ricardo propuso una breve alteración en la lírica. –Muchachos - dijo Iorio – ¿Podemos reemplazar eso que cantan por “Ole le, ole la, Iorio es lo más grande del Metal Pesao”? Haciendo caso al petitorio del artista, el público respondió con efectividad, y este se volvió uno de los principales cánticos de aliento de la jornada.

Acto seguido, la banda volvió a atacar con otro tema feroz, esta vez de la mano de “Buitres”. Después de unos pogos muy picantes, le llegó el turno a la primera canción de Hermética. Al compás de “Memoria de Siglos”, todos los fanáticos se pusieron a saltar de arriba abajo, cantando todas y cada una de las líneas del tema.

“Voy a Enloquecer” y “Lucero del Alba” reavivaron la euforia y las ollas gestadas en el medio del recinto. La gente no paraba de cantar cada frase y Iorio, más que agradecido, se ponía muy feliz al ver como el público se hacía uno con la banda en todas las canciones.

Momento de una gran dupla del disco “Almafuerte”. Primero pasó la muy aclamada “Triunfo”, con una audiencia alborotada a más no poder. Toda esta energía metalera fue fuertemente contrastada por el himno de la música pesada argentina, “Se Vos”, donde todos los allí presentes cantaron a viva voz y a todo pulmón.

“Amistades de Tierra Adentro” llegó como una patada en los dientes, para prender en llamas a Groove. Y la furia de unos moshpits conducidos por la velocidad y la rapidez, se convirtieron en saltos cuando comenzaron a sonar los primeros acordes de “Sentir Indiano”, la cual, más adelante, fue perfectamente enganchada con “El Visitante”.

Antes de retirarse por primera vez del escenario, Iorio presentó al primer músico invitado de la velada. Se trató de Clavito Actis, quien interpretó con su guitarra acústica y su cantar, el tema “Melodía Morfina” junto al resto de la banda. Tras retirarse Clavito de escena, el guitarrista Rubén Martínez se puso en los pies de Iorio y, con él al micrófono, la banda interpretó el tema homónimo del segundo disco de Almafuerte, “Del Entorno”.

Después de estas pequeñas sorpresas, le llegó la hora de lucirse al joven y virtuoso guitarrista, Alejo León. El muchacho de 18 años, sacó a relucir una guitarra acústica para ejecutar un magnífico y esplendoroso solo. Como si esto fuera poco, el guitarrista interpretó tres canciones de las primeras dos bandas de Iorio. Primero llegó el tema “Destrucción” de V8, el cual luego fue enganchado con “Vida Impersonal” y, más adelante, “La Revancha de América”, ambas canciones de Hermética. Mientras Alejo iba tocando las melodías de las canciones en su guitarra, el público acompañaba cantando las letras de los mismos temas.

Una vez finalizado el solo de Alejo, se unió el resto de la banda para interpretar el exitoso instrumental de Hermética, “De Pismanta a Bauchaceta”, track extraído del disco “Ácido Argentino”. En el medio de este tema, la banda se retiró del escenario, dejando bajo las luces de los reflectores al histórico compañero de rutas de Ricardo Iorio, el señor Walter Martinez, hombre tras los parches de este gran conjunto. Martínez ejecutó un excelente solo de batería, a puro doble pedal, el cual finalmente desembocó en la culminación del tema instrumental que había comenzado a interpretarse antes.

Una vez finalizado este tramo del recital, Iorio volvió a aparecer en escena, pero no apareció solo. En la parte izquierda del escenario, la señorita Carina Alfie ya tenía su guitarra y su equipo listos para rockear Groove. “Guitarrera” fue el primer tema en sonar de los tres interpretados con esta mujer músico. La segunda composición en sonar fue otro tema viejo extraído del repertorio de Ricardo, “Atravesando todo Límite”. Y para despedir a Carina del escenario, culminaron con “Justo que te vas”.

Ahora sí, nos adentrábamos en la recta final de este concierto. “Del más allá” volvió a ocasionar que toda la audiencia se pusiese a saltar de arriba abajo, con ese ritmo tan incitador al pogo que tiene la canción.

“Esta es la luz de cristo, yo la haré brillar. Brillará, brillará, sin cesar.” Tras oír este cantar por parte del público, la banda hizo otra canción del disco “Almafuerte”, y fue, nada más y nada menos, que “Ser Humano Junto a los Míos”. Esta, al igual que todas las canciones, se desarrolló a puros cantos y pogos por parte del público.

Las revoluciones bajaron nuevamente de la mano de “Convide Rutero”, canción muy calma, extraída del disco “A Fondo Blanco”. Momento de escuchar otro himno y fue “Toro y Pampa” el tema que puso a todos a cantar y a saltar, en uno de los que, sin lugar a duda, fue uno de los momentos más épicos y alegres de la noche.

“1999” atacó con todo su poder a un público que, después de dos horas de cantar y saltar como locos, todavía quería y pedía más. Es por ese motivo que antes de decir el adiós final, la banda se despidió con “A Vos Amigo”, un tema excelente para cerrar un show memorable.


Una vez más, el emblema por excelencia del metal pesado fue con la verdad para adelante en Groove. Con muchos shows por delante y un nuevo disco en el horizonte, Iorio es un claro ejemplo de la perseverancia y un modelo a seguir para todo aquel que busque tocar este estilo de música en la argentina y en el mundo. ¡Larga vida al padre del metal argentino!

Crónica: Federico Solari
Fotografía: Juan K. Baracaldo


ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.