Garrett Michael Matthias, de 5 años de edad, falleció víctima del cáncer que padecía desde sus nueve meses de vida. El niño decidió preparar su funeral con las cosas que más le gustaban y las que odiaba. Un historia conmovedora.


"Nunca hablamos necesariamente de su funeral, por lo que nunca tuvimos la conversación con él de que iba a morir. Pero tuvimos muchas conversaciones acerca de: 'Cuando muera, quiero hacer esto'", contó su mamá a la cadena CNN.

En su obituario, entre otras cosas, el pequeño originario de Iowa (EE.UU), contaba:

"Los funerales son tristes. "Quiero ser incinerado (como cuando murió la mamá de Thor) y convertido en árbol para tener un lugar en el que vivir cuando sea un gorila", escribió.
"Las cosas que más amo: jugar con mi hermana, mi conejito azul, Thrash Metal, Legos, mis amigos de guardería y Batman".

Mientras tanto, dijo que lo que más odiaba eran: “Los pantalones, el estúpido cáncer, cuando llegan a mi conexión intravenosa, las agujas“.
"Cuando muera: ¡voy a ser un gorila y le arrojaré caca a papá!".


"Esto es él hablando. Estas son sus palabras textuales", dijo su padre, Ryan Matthias. "Cuando las leo, es como si Garret estuviera hablándome".

“La realidad que vivió Garrett y viven muchos otros niños es que el cáncer pediátrico es una bestia fea y repugnante que deja un camino de destrucción”, escribieron sus padres Emilie y Ryan, en el obituario.

Buen viaje, pequeño gran luchador...
ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.