Resultado de imagen para rock al parque 2018
Foto: Difusión
La versión numero 24 del festival de rock y metal gratuito mas grande de Latinoamerica se llevó a cabalidad con buenos resultados. Como era de esperarse, el día sábado fue el que mas acogió asistentes (75.175 según la alcaldía de Bogotá) por su atractivo cartel conformado por solo bandas de metal.

El día abrió con las bandas Brainwash Machine, Vobiscum Lucipher y los aclamados Tears of Misery quienes supieron palear su tarima con su death metal crudo y único entre las demás bandas, ya que tienen un sonido muy característico y que de alguna manera refleja la sevicia y el horror del contexto violento en Colombia, es así como sus canciones como Dioses de barro o Fosas comunes tuvieron tan buena recepción dentro de los asistentes que de alguna u otra manera han sido tocados por la violencia del país junto con sus familias. Tears of Misery se presentaba por segunda vez en el festival, su primera vez había sido hace 3 años en el escenario ECO, que es el más pequeño, para escalar un nuevo peldaño y presentarse este año en el segundo escenario mas grande, el LAGO, donde se podía apreciar una buena cantidad de fans con todas las ediciones de las camisetas que ha lanzado la banda; luego de un show lleno puro death metal agresivo y crudo amenizado por letras de mutilaciones, desapariciones, muertes, injusticias y problemáticas de la sociedad colombiana, la banda cierra su show con Heartwork, el cover de Carcass.

Una publicación compartida de Duvan Gómez (@duvangomezs) el


Luego de una buena puesta en escena de Tears of Misery, se vino el turno de Hypoxia presentados por la organización como colombianos en el exterior, cosa que los pone en una posición difícil ante un público bastante dificil de convencer como lo es Colombia y mas aún con esta etiqueta de colombianos haciendo metal en otro país, ya que crea el imaginario de que son una banda con un nivel y sonido distinto al que hay de las bandas locales, cosa que es cierta en el caso de Hypoxia quienes con total seguridad salieron a dar un show bastante enérgico, sin ninguna precariedad, sin miedo alguno, subieron con total seguridad a tronar un death metal con unas voces infernales como lo son las de Mike Hrubovcak quien también es vocalista de Monstrosity y fue vocalista de Vile, por lo que el ambiente hostil fue inevitable; toda una rafaga de furia y contundencia fue el show de estos Colombianos Carlos Arboleda (guitarra) y Carolina Perez (bateria) quienes tienen bien representado a Colombia y Latinoamerica en la ciudad de New York.


Una publicación compartida de Duvan Gómez (@duvangomezs) el


Mientras tanto en el escenario Plaza, el mas grande del festival, se estaba presentando Angelus Apatrida, directamente desde España, en su segunda visita al país. Se les veía muy emocionados desde antes del show, pues habían escuchado los rumores de bandas amigas que han tocado antes en Colombia, quienes les habían contado que la energía del público colombiano había que saber sobrellevarla ya que era desbordante, y así fue, la banda supo dar un show seguro a partir de su experiencia en grandes festivales en Europa, por lo que los riffs de thrash se hicieron lo suficientemente agresivos como para que el público gozara de un show con el que pudiesen realizar su mosh pit y surfear entre la multitud que ya estaba congregada. Puños y patadas se podían ver canción tras canción en las pantallas a los lados del escenario mientras Guillermo Izquierdo, vocalista de la banda agradecía por esa respuesta ante la música que hacían, en definitiva fue un buen acierto la presentación de esta banda para el festival para así atraer público desde temprano, teniendo en cuenta que es un público que adora el thrash metal.


Angelus Apatrida interpretando su clásico You Are Next



Ahora bien, antecedidos de dos monstruos del death metal colombiano, se subieron a toda velocidad los estadounidenses Cattle Decapitation, banda originaria de San Diego, California, que toca un brutal death metal algo revolucionario debido a la voz de su frontman Travis Ryan quien sabe que Colombia es público difícil, donde si no hay dinamismo y proeza en el escenario, no hay total ganancia, por lo que pudimos ver a Travis bastante enérgico moviéndose por todo el escenario mientras contemplábamos también las proezas de los músicos que no la tienen nada fácil al ser una banda veloz con riffs complicados y llenos de técnicas que requieren de mucha versatilidad en los dedos; el show salió muy bien y siendo una de las bandas mas demoledoras del festival, conquisto esa pulsión de placer de los asistentes de manera que se les pudo ver cabeceando de manera violenta, inclusive en mujeres. Para sorpresa, luego del show, nos cruzamos con Travis y pudimos observar que vestía una camiseta de una banda colombiana, se trataba de la banda Nonsense Premonition, por lo que podemos inferir una posible influencia musical para la banda.


Una publicación compartida de Duvan Gómez (@duvangomezs) el


Travis Ryan con la camiseta de Nonsense Premonition
Una publicación compartida de Duvan Gómez (@duvangomezs) el
Pasamos luego al escenario Plaza, donde se estaba presentando la legendaria banda de Death Metal Masacre de Medellín, institución del metal suramericano, quienes estaban presentando un show especial de 30 años de carrera y la interpretación especial de su álbum Reqviem donde tocaron por primera vez en vivo la canción Cáncer, la banda tuvo una excelente acogida debido al cariño que han gestado en tantos años de trayectoria y con innumerables presentaciones en todo el continente por lo que el show de Masacre fue enteramente un tributo a su público por la constancia y la energía que siempre está presente en sus conciertos. Las redes sociales estuvieron llenas de fotos y videos del festival y entre las que mas se repetían estaban las de Masacre, con ovaciones y respeto ante una banda que ha forjado un metal único e inigualable así como una presentación y performance bastante llamativo por la voz de su frontman Alex Okendo y la apariencia de la banda en general que viste unas llamativas botas y ropas pesadas así como tocan instrumentos llamativos por sus colores militares.


Una publicación compartida de Duvan Gómez (@duvangomezs) el



Regresando al escenario Lago, contemplamos uno de los shows mas esperados por los asistentes, se trataba de Suffocation, quienes habíamos visto antes mezclados con el público viendo parte de la presentación de Cattle Decapitation. Suffocation fueron los encargados de cerrar la noche para la segunda tarima mas importante del festival, por lo que tuvieron un público bastante numeroso y ansioso de ver y escuchar la música de sus clásicos. Con tan importante papel como banda de cierre, la banda salió ha hacer lo suyo de la manera mas profesional, interpretando sus canciones tanto recientes como algunas de sus primeros trabajos con una limpieza en la interpretación que permitía escuchar con gran detalle la tarea de los músicos en escena y escuchar con claridad lo que tocaba Terrance Hobbs, miembro fundador de la banda. El show en general salió muy bien y llenaron su terreno, el sonido en la parte de enfrente se escuchaba bastante fuerte por lo que los asistentes de la parte de atrás pudieron apreciar mejor el sonido; sea como sea se pudo ver un público satisfecho y contento con la banda, que simplemente disfrutó moviendo la cabeza y el cuerpo de manera agresiva junto con los blast beats y los riffs clásicos de la banda.

Terrance Hobbs en el público disfrutando del show de Cattle Decapitation
Una publicación compartida de Duvan Gómez (@duvangomezs) el



Mientras tanto en escenario Plaza se podía ver una plaza llena en un 60% disfrutando del show de la banda nacional Implosion Brain que con su Groove/metalcore estaban dando un show bastante único con sus artilugios que suelen usar en escenario para iluminar su show con los colores azul y morado, envolviendo al escucha en una atmósfera cósmica amenizada por voces guturales y guitarra melódicas.

Ya a las 7:10 pm en punto, se dio paso a uno de los shows mas esperados del festival, el de los suecos Dark Tranquillity quienes se sentían bastante emocionados con su presentación en el festival, pues ya habían venido al país en varias ocasiones pero a recintos pequeños y habían visto la respuesta del público de cerca, ahora la querían vivir en grande en un escenario frente a toda una multitud, que en palabras de ellos, fue tan grande que ni si quiera se podía ver muy bien mas allá de la mitad. El show salió muy bien, estuvo bastante tranquilo ya que los asistentes se encontraban mas en una actitud contemplativa ante el show que se mostraba bastante dinámico con un Mikael Stanne alegre en escenario y que se le notaba en el rostro que estaba disfrutando de su show, mientras las pantallas amenizaban con pequeños pasajes de sus canciones e imágenes y transiciones acordes a lo que se tocaba, que en su mayoría fueron canciones de su disco Damage Done y su mas reciente Atoma. El resultado fue un público contento que pedía mas canciones luego de finalizado el show y que inundó las redes sociales de fotos y videos de la presentación de la banda, esperando un regreso para volver a verlos; Dark Tranquillity dio cátedra de como hacer un espectáculo no solo sonoro sino también luminico y de performance.


Una publicación compartida de Duvan Gómez (@duvangomezs) el


Mikael Stanne disfrutando el show de Dark Funeral
Una publicación compartida de Duvan Gómez (@duvangomezs) el


Finalizando la noche del día de metal, apareció en escena Dark Funeral tras un intro sórdido que los precedía mientras el público gritaba de la emoción de ver una de las bandas insignia del metal extremo a nivel global, aparecía en escena la imponencia de los miembros de la banda con sus corpse paint y sus vestimentas escabrosas para dar paso al clásico Unchain my soul que de inmediato agitó a los asistentes quienes estaban bastante eufóricos disfrutando de un show escénico sórdido y macabro con los arpegios de Lord Ahriman. El show fue en verdad todo un culto al metal extremo, con una entrega total por parte de los asistentes que habían llenado un 85% de toda la plaza central, lugar donde se han presentado grandes bandas como Metallica, Kiss o Iron Maiden, lo que daba cuenta del poder de convocatoria de una banda de este calibre y de como lograron mantener esa misma cantidad de espectadores hasta el final de su presentación.

La labor de Dark Funeral fue bien trabajada con un set list muy llamativo con canciones como Open the gates, Where shadows forever reign, The secrets of the black arts o Hail Murder. El orden del festival siempre se ha procurado para los asistentes, lo que implica una buena iluminación de los espacios, pero en esta ocasión, a mitad del show de Dark Funeral, se apagaron las luces del parque, por lo que el show se volvió aún mas imponente y místico, todo un hito para el festival en su 24 edición.


Respecto a los shows de los dos días siguientes del festival donde se mezclaban géneros como el hardcore, punk, ska, rock, reggae y demás, destacamos los shows de Walls of Jerico quienes no tuvieron compasión alguna tocando las canciones mas movidas de su repertorio, Suicide Silence con un show que impactó principalmente a los mas jóvenes, la presentación de la banda NADIE de Medellín quienes re reforman luego de 8 años de inactividad, SHIP quienes son una de las bandas mas antiguas e insignia de Colombia y que aún dan mucho de que hablar con su show clásico, Pennywise quienes llegaban por primera vez al país y que tuvieron la responsabilidad de cerrar el festival con su hardcore rock punk super veloz.

Y por último, destacamos la presentación de KADAVAR, la banda Alemana originaria de Berlín, conformada por Lupus, Tiguer y Dragon, una banda de rock psicodelico mezclado con Stoner, con un sonido muy comparado con bandas como Black Sabbath. El show de Kadavar fue presenciado principalmente por un público mas purista del heavy metal de antaño quien depositó toda su confianza en un buen show que efectivamente obtuvieron.

Kadavar sin tanta parafernalia, se posicionaron cada uno en su respectivo puesto en tarima y empezaron a dar un show digno de los performances de los 70´s y 80´s por lo que la mayoría quedó encantado de poder vivir un concierto lo mas parecido a aquellas épocas de antaño viendo una banda que no solo adopta esos viejos sonidos sino también la vestimenta, los instrumentos y la forma de hacer su show. Kadavar mostró que no hay que correr por todo el escenario para mostrar dinamismo, cada quien permaneció en su lugar, destacándose la labor de Lupus como guitarrista y vocalista quien realizaba unos solos de guitarra bastante alocados en los que perdía el control y se movía con intensidad, mostrando la identidad original del rok and roll, vivirlo intensamente, cantarlo y tocarlo con el alma, sentirlo, vibrar con él y sentirse a gusto.

Kadavar interpretando Doomsday Machine
Una publicación compartida de Duvan Gómez (@duvangomezs) el


La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, concierto y noche
Kadavar en Rock al Parque 2018

Fotografías, videos y crónica por: Duvan Gómez, corresponsal en Colombia.

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.